<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=255057379578934&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Estado del planeamiento estratégico en el Perú: estudio de PAD y RTM

¿Cómo formulan e implementan las empresas su planeamiento estratégico en el Perú? ¿Quiénes se involucran en los procesos? ¿Qué dificultades han tenido? ¿Qué buenas prácticas tienen las mejores organizaciones? Un estudio de RTM y PAD resuelve estas interrogantes.

Estado del planeamiento estratégico en el Perú: estudio de PAD y RTM

¿Cómo formulan e implementan las empresas su planeamiento estratégico en el Perú? ¿Quiénes se involucran en los procesos? ¿Qué dificultades han tenido? ¿Qué buenas prácticas tienen las mejores organizaciones? Un estudio de RTM y PAD resuelve estas interrogantes.

El planeamiento estratégico es una herramienta fundamental para la mejora de cualquier compañía, ya que permite expresar los objetivos empresariales que se desean alcanzar en el medio o largo plazo. Además, describe el modo en que se planea conseguirlos; es decir, traza una hoja de ruta.

 

Estudio sobre planeamiento estratégico 2021 - Descárgalo gratis aquí

¿Por qué es necesario el planeamiento estratégico?

El planeamiento estratégico no consiste solo en definir objetivos estratégicos. Su utilidad está en que es un gran soporte al momento de tomar decisiones, especialmente cuando se trata de adaptarse a entornos volátiles. De este modo, es más seguro que se reaccione con velocidad, de modo que se logre conseguir ventajas competitivas.

Es así que la planeación estratégica tiene utilidad principalmente al ser una herramienta de detección temprana, procesamiento y aprendizaje rápido de lo que está ocurriendo, para dar paso a la acción inmediata.

Además, es capaz de identificar los elementos clave del entorno que modelarán los distintos escenarios posibles (beneficiosos y perjudiciales) para ver la manera de influenciarlos positivamente.
directivo planificando escenarios
Estado del planeamiento estratégico en el Perú

El PAD-Escuela de Dirección, en conjunto con Real Time Management (RTM), empresa de consultoría de negocios, realizaron un estudio con el objetivo de entender mejor la forma en que las empresas peruanas formulan y ejecutan su estrategia.

Este estudio tuvo como muestra a 331 personas que ocupan cargos de Director, Gerente General o Gerente Funcional en sus empresas y estas son las principales conclusiones a las que llegaron:

  1. Sobre la formulación de la estrategia empresarial


    • El 96% de las empresas hacen planeamiento estratégico. 

    Del total de encuestados, el 79% de empresas realiza el proceso de planeamiento estratégico de manera regular. El 16% afirmó haberlo hecho alguna vez en los últimos 10 años y solo el 4% mencionó no haberlo hecho antes.

    • Las empresas más pequeñas realizan con menor regularidad su planeamiento estratégico.

    En el caso de empresas con ingresos mayores a USD 500 MM, el 87% afirmó hacer planeamiento estratégico, mientras el 11% lo hizo alguna vez en los últimos 10 años.

    En el caso de empresas con ingresos menores a USD 5 MM, solo el 72% lo hace de manera regular, mientras el 22% lo hizo alguna vez en los últimos 10 años.

    • Los sectores de Servicios Financieros y Comercialización realizan planeamiento estratégico de forma regular.

    Los encuestados de ambos sectores afirmaron realizar planeamiento estratégico de manera regular en sus empresas en el 100% de los casos. Les sigue el sector Minero, con 92%; el sector de Energía, Petróleo y Gas, con 88%; Construcción, con 87%, y Media, Tecnología y Comunicaciones, también con 87%.

    • El 46% de empresas, en especial las grandes, formulan su estrategia mediante un proceso formal participativo y 38% mediante reuniones y talleres de trabajo.

    Solo en el 15% de las empresas esta tarea recae en el Director o Gerente General de forma individual.

    • El 64% de las empresas formulan o diseñan su estrategia solas, especialmente las de menor tamaño. 

    Solo el 21% de empresas cuenta con el apoyo de un facilitador externo para estos procesos y el 13% usa consultoras.

    • El 70% de las empresas tienen estrategias a 3-5 años.

    El 22% de empresas tiene una estrategia de solo 1 año, en especial las de menor dimensión. El 41% lo hace a 3 años; el 29%, a 5 años, y solo el 5%, a más de 5 años.

    • La incertidumbre y la falta de manejo de escenarios figuran como las mayores dificultades para tener mejores resultados.

    En el 45% de los casos, las empresas compartieron que la incertidumbre no permite planear a muchos años. La falta de manejo de escenarios sucede en el 30% de los casos, seguida de la falta de proyecciones financieras rigurosas y el poco análisis del sector, con 28% y 27% respectivamente.

    • Por lo general, los Directorios participan en la formulación de la Estrategia.

    El 72% de encuestados considera que los Directorios participan en el planeamiento estratégico de las empresas. 

    reunion de directorio para revisar el planeamiento estrategico

    • El 38% de las empresas se encuentran satisfechas con su plan estratégico actual.

    El 48% de empresas están medianamente satisfechas con su plan estratégico actual, mientras el 14% afirman estar insatisfechas.

  2. Sobre la implementación de la estrategia empresarial

     

    Qué riesgos o amenazas puedes encontrar al implementar un plan estratégico_Mesa de trabajo 1 (1)

    • El 68% lleva a cabo la implementación de su planeamiento estratégico sin recursos adicionales.

    Este grupo se encarga por sí mismo de la implementación como parte de su día a día en la organización. Por el contrario, el 16% lo hace de manera independiente, pero contando con una PMO (Project Management Office) para coordinar y facilitar la implementación. El 12% utiliza el apoyo de terceros los primeros meses y el 3% lo hace con el apoyo de terceros por lo menos un año o más.

    • Las empresas no siempre cuentan con los elementos que podrían ayudarlos a una implementación eficaz.

    Si bien en el 61% de empresas las iniciativas son claras y se encuentran bien documentadas, y el 55% cuenta con un proceso formal para implementar y realizar seguimiento a la estrategia, solo el 24% cuenta con un software de apoyo al seguimiento de la ejecución y su impacto.

    Además, los encuestados afirman que hay una ausencia de premios e incentivos a las personas que más aporten y colaboren a la implementación de la estrategia (43%), así como tampoco hay capacitaciones y coaching específicos para asegurar que la gente cuente con las capacidades para implementar la estrategia (34%).

    • El volumen de ventas y EBITDA son los indicadores más comunes para monitorear la estrategia. Sin embargo, hay una ausencia de indicadores de sostenibilidad.

    El volumen de ventas se utiliza como indicador en el 79% de los casos, seguido de EBITDA o utilidad neta (66%) y percepción de clientes sobre la empresa, productos y/o marcas (49%).

    • El 64% de los directorios participan en el seguimiento de implementación.

    Solo un 14% de encuestados afirma lo contrario.

    • En el 56%, el “día a día” dificulta la implementación de la estrategia.

    La falta de personal adecuado para las iniciativas es el segundo motivo que dificulta la implementación, con un 39%. Es seguido de la falta de recursos financieros (32%), luego por un inadecuado sistema de incentivos/consecuencias asociadas a la implementación (26%) y una cultura de silos que dificulta la implementación de iniciativas transversales (25%).

    • Solo el 29% de empresas está satisfecha con la implementación de su plan estratégico.

    El 52% de empresas afirman estar medianamente satisfechas, mientras el 19% comparte estar insatisfechas con este proceso.

    • La participación de una PMO, para coordinar y facilitar la implementación, mejora el nivel de satisfacción sobre el plan estratégico, aunque no lo garantiza.

    En una escala del 1 al 10, el promedio del nivel de satisfacción de quienes se apoyan en una PMO (Project Management Office) es 7.6, mayor que el 5.9 de quienes están solos en el proceso. No obstante, solo el 61% de quienes usan PMO están satisfechos con el planeamiento estratégico.

    • El nivel de satisfacción se eleva enormemente (en 56%) con la implementación adecuada de elementos clave.

    Entre estos se considera: 

    1. Contar con una estructura/equipo formal para implementar la estrategia.
    2. Las iniciativas son claras y se encuentran bien documentadas. 
    3. Contar con un proceso formal para implementar y realizar seguimiento a la estrategia.
    4. Contar con un programa o plan para que los ejecutivos estén alineados con la estrategia. 
    5. Contar con un mapa de indicadores (visual management) para monitorear la estrategia. 
    6. Realizar capacitaciones y coaching específicos para asegurar que el equipo cuenta con las capacidades para implementar la estrategia. 
    7. Contar con premios e incentivos a las personas que más aporten y colaboren a la implementación de la estrategia.
    8. Contar con un software de apoyo al seguimiento de la ejecución y su impacto.

     

    • Sin embargo, solo el 31% de las empresas cumple con 5 o más de los elementos que podrían ayudarlos a una implementación eficaz. 

    El 8% cuenta con 4; el 13%, con 2 o 3; el 10%, con 1, y el 16%, con ninguno.

    Da el salto en tu carrera y desarrolla al máximo tu perfil directivo - Inicia el cambio aquí

  3. ¿Qué diferencia a los mejores?

    Este estudio permitió identificar buenas prácticas que realizan las empresas, las cuales son:

     

    • Realizan planeamiento de manera más frecuente.

    Aproximadamente, el 92% de encuestados satisfechos con su planeamiento estratégico lo hace, versus el 40% de insatisfechos. 

    • Son más participativos en la manera en que desarrollan su estrategia.

    El 64% de satisfechos lo hace mediante un proceso formal participativo con ejecutivos de la empresa, versus el 43% de insatisfechos.

    equipo de directivos y ejecutivos reunidos para la planificar la estrategia empresarial

    • Tienen un horizonte mayor de tiempo.

    El 42% de satisfechos tiene un horizonte de 3 años, versus el 25% de insatisfechos. De igual modo, 31% de satisfechos tiene un horizonte de 5 años, versus el 21% de insatisfechos.

    • Tienen menos problemas de baja participación, estructuración o falta de indicadores.

    Solo el 5% de satisfechos tiene problemas de baja participación, versus el 36% de insatisfechos. El 7% de satisfechos tiene problemas de estructuración, versus el 38% de satisfechos. De igual modo, solo el 14% de satisfechos tiene falta de indicadores, versus el 47% de insatisfechos.

    • La participación del directorio es mucho más alta.

    El 85% de personas satisfechas afirma que sus directorios participan en la formulación de la estrategia y el 86% de satisfechos afirman que participan en el seguimiento a la implementación.

    • Para la implementación, cuentan con un PMO o con apoyo de terceros con mayor frecuencia. 

    El 46% de satisfechos cuenta con alguno de ellos, versus el 14% de insatisfechos.

    • Utilizan mucho mejor los elementos clave de una buena implementación.

    Las iniciativas son claras y se encuentran bien documentadas, cuentan con una estructura/equipo formal para implementar la estrategia, etc.

    • Usan un set más rico de indicadores.

    EBITDA o Utilidad Neta, Volumen de Ventas, Percepción de clientes sobre la empresa, productos y/o marcas, Indicadores de salud organizacional, ROE (Retorno sobre el patrimonio).

    • Cumplen mejor con TODAS las características de una buena implementación.

    La estrategia de la empresa se está implementando, se han definido iniciativas-acciones de forma clara, cada iniciativa-acción tiene responsable asignado.

    • Las dificultades más diferenciadoras son la falta de liderazgo de la Alta Gerencia y una comunicación deficiente.

    Solo el 7% de satisfechos consideran la falta de liderazgo como un problema, versus el 43% de insatisfechos. Sobre la comunicación, el 14% de satisfechos afirma que es un problema en sus empresas, versus el 36% de los insatisfechos.

Conclusiones

Si bien el 79% de empresas participantes de este estudio efectúan planeamiento estratégico de forma regular, formular la estrategia y ejecutarla apropiadamente son habilidades aún en desarrollo. 

Menos desarrollada aún está la ejecución. Las empresas no siempre cuentan con los elementos que podrían ayudarlos a una implementación eficaz. Solo el 31% de las empresas cumple con 5 o más elementos que podría ayudarlas en este proceso, y el nivel de satisfacción se eleva enormemente (en 56%) con la implementación adecuada de estos elementos clave.

El planeamiento estratégico requiere de mucho esfuerzo y recursos por parte de las empresas. Aunque implique más trabajo, es necesario llevarlo a cabo, pues el mundo en el que se vive hoy en día es mucho más incierto y tener el respaldo de una estrategia permitirá adelantarse a los escenarios posibles para tomar mejores y más rápidas decisiones.

Y ese es precisamente uno de los pilares del PAD-Escuela de Dirección, la Escuela número uno del país en formación de directivos. Su MEDEX Executive MBA no solo apunta a la actualización o profundización de conocimientos, sino al desarrollo y fortalecimiento de las competencias directivas para transformar las organizaciones.

Te invitamos a conocer más sobre los beneficios del MEDEX Executive MBA aquí.

Da el gran paso y vive una experiencia transformadora - Conoce más aquí